Visión de OPEDUCA
Introducción
Si la juventud de hoy en día puede aprender en cualquier momento, en cualquier lugar, con cualquier persona y a través de cualquier dispositivo sobre los temas más relevantes del futuro, conectados de forma global, entonces esa es la mejor forma de acercar un mundo más sostenible.
La clave es abrir las escuelas a la sociedad, hacer que los estudiantes aprendan en la vida real y adquieran habilidades y competencias con las cuales definirán nuestra futura sociedad.
.


OPEDUCA se centra en el desarrollo de los jóvenes, empoderándoles y permitiéndoles aprender en cualquier momento, en cualquier lugar, con cualquier persona y a través de cualquier dispositivo. Está basado en una visión sobre la educación que hace que el desarrollo de los jóvenes sea la clave para la creación de un futuro más sostenible.



OPEDUCA thereto makes a full-scale transition of education- and school-practice possible, respecting the various systems in which schooling is embedded and honoring existing curricula. It takes learning beyond conventional practices by introducing innovative learning methodologies and whole system learning strategies that innovate the educational systems from within the school, in such a way that teachers and students together become the drivers for transformation through learning.

Reconociendo la sostenibilidad de nuestro ecosistema, bienestar y prosperidad, el Proyecto OPEDUCA, comenzando por estas “Dimensiones de Desarrollo Sostenible” (Eussen, 2007), vela por la creación de procesos de aprendizaje durante toda la vida sobre temas que definen el futuro. La educación primaria, secundaria y superior están conectadas a través de las permanentes investigaciones de los estudiantes basadas en alimentación, agua, energía, construcción y salud, para las cuales acceden a empresas y agentes de conocimiento científico. Durante el proceso tradicional de aprendizaje, las instrucciones del aula se mezclan de forma gradual con el aprendizaje de la vida real en el mundo fuera de la escuela, un mundo en el que la industria y otras entidades de valor educativo se convierten en “colaboradores en OPEDUCA”:



El aprendizaje en el contexto de OPEDUCA se encuentra integrado en la educación regular diaria, integrando lo que antes eran “proyectos y actividades en solitario”. La industria, las universidades, la cultura, el arte y los medios sociales son colaboradores educativos que contribuyen a las especificaciones de las líneas temáticas de aprendizaje continuo de los estudiantes.

A pesar de que el Proyecto OPEDUCA dedica sus principales esfuerzos en la escuela como el contexto más estratégico de aprendizaje, la Visión alcanza más allá del contexto más amplio del desarrollo humano, como el del “estudiante” como un individuo de desarrollo universal.


Las Dimensiones de la Educación para un Desarrollo Sostenible


ecología
bienestar
prosperidad

Proceso de aprendizaje continuo a través de sistemas y niveles, equilibrando las influencias públicas y privadas

Fundamentos en el aprendizaje de OPEDUCA

Aprendizaje activo
Basado en la investigación
Basado en la resolución de problemas
Basado en la comunidad

En OPEDUCA, la educación de los jóvenes en temas relevantes del futuro se define como un aprendizaje activo y basado en la investigación, la resolución de problemas y la comunidad. En un flujo continuo, el conocimiento y la comprensión se logran al desarrollar habilidades y competencias prácticas a través de interacciones con el entorno local en el que viven y partir de ahí con sus iguales en un espacio global de aprendizaje.



Los temas sobre los que empiezan a aprender los estudiantes son generalmente aquellos que definirán nuestro futuro común, y puede acercar a jóvenes de todo el mundo por su carácter universal. Por tanto, la alimentación, el agua, la energía, la construcción y la salud son puntos de partida en el Vuelo hacia el Conocimiento de OPEDUCA.

Para permitir que los jóvenes desarrollen mejor las habilidades, competencias y prácticas para enfrentarse a los desafíos del futuro, han surgido diferentes prioridades educativas con un enfoque integrado. Aspectos clave y materias como matemáticas, lengua, concienciación cultural, emprendimiento, educación medioambiental, internacionalización, tecnología, ciencia y  uso y desarrollo de las TIC se encuentran plegados e integrados en el proceso de aprendizaje.

Docentes, personal directivo, profesionales del mundo de la ciencia, el emprendimiento, el arte y la política, las familias y el propio alumnado han trabajado en los últimos años en el desarrollo de los pilares del Proyecto OPEDUCA para poner lo mencionado anteriormente en práctica. Muchos de éstos se presentan en esta página como “Programa OPEDUCA”.



Cada pilar consiste en una serie de instrumentos y actividades que han sido probadas de forma extensa y puestas en práctica por cientos de profesores y estudiantes entre 2012-2017 en regiones de más de 10 países diferentes en todo el mundo.

El desarrollo del Proyecto OPEDUCA ha sido apoyado por ministerios holandeses, la Unión Europea y una serie de ayuntamientos, empresas y organizaciones sociales. Sobre todo, OPEDUCA ha sido y será realizada en mayor profundidad por docentes y estudiantes.


El Proyecto OPEDUCA combina diferentes pedagogías para un poderoso camino de aprendizaje que resulte relevante para el estudiante en cada momento.

Personalización y customización: el alumnado querrá que su experiencia de aprendizaje se corresponda con sus intereses, y que sus necesidades académicas sean personalizadas para ellos. El tiempo también es menos relevante para los estudiantes de hoy y de mañana. Ya no llevan relojes para saber la hora… Llevan relojes que gestionan su vida y no importará si es por la mañana o por la noche, su reloj interno les dirige. Por tanto, su reloj interno y un horario predeterminado dirigirá su aprendizaje. Las escuelas tendrán que establecer la construcción de recursos que permitan la enseñanza individualizada y la conexión de los estudiantes. Trabajarán con compañeros que estarán accesibles las 24 horas del día, 7 días a la semana, y podrían incluso no encontrarse en el mismo distrito escolar.


J. Philip Harris, MBA
Superintendente - Distrito Escolar del Área Daniel Boone

RETO UNIVERSAL - CULTURA ENERGÉTICA

Publicado el 26 de julio de 2016

Muchos en esta sociedad no tienen ningún problema con la falta de conocimiento y comprensión de la ciencia, la ingeniería y la energía, pero piensan que la gente es ignorante si no sabe sobre literatura clásica.

En esto se basa un problema fundamental. Si vamos a enfrentarnos a los retos del cambio climático y abastecimiento de energía, necesitamos que la sociedad en su conjunto comprenda mejor los problemas, retos y soluciones.
En este punto podría decir que necesitamos tener los problemas energéticos más arriba en el plan de estudios nacional con una serie de medidas que otros necesitan tomar. Sin embargo, ¿necesitamos verlo desde el punto de vista de lo que están haciendo los profesionales de la energía para mejorar los niveles “cultura energética”?

En un nivel necesitamos ver, igual que muchos implicados en la ciencia y la ingeniería, cómo comunicamos el tema a otras personas. ¿Utilizamos un lenguaje lleno de términos complejos, jerga y otros mecanismos que limitan la comprensión?
¿Cómo de bien construimos analogías y explicaciones simples?

Fuera de mi jornada laboral, me he convertido en Embajador CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, STEM). En ello trabajo con escuelas para apoyar las asignaturas CTIM.
Este año he estado encantado de apoyar al equipo de chicas del instituto Bredon, que estuvieron en la final del Desafío CTIM de BP. Su proyecto consistía en la construcción de aislamiento y diseño, y el nivel de entusiasmo era fantástico. En parte esto se debía a que estaban aprendiendo a través de la experimentación.

También entendieron cómo el desafío que se les ofrecía estaba relacionado con el futuro. Además, no se sentían sobrecargadas con el marco de aprendizaje “académico” normal. Era un pequeño grupo de chicas trabajando en esto fuera de las horas normales de clase, así que estaban comprometidas. Para mí, un reto clave era ser capaz de apoyarlas sin degradar de forma no intencionada lo que habían hecho por estar demasiado afectado por la ciencia pura. (Llegar a la final era un gran logro del que podían sentirse orgullosas).

Volviendo más allá a la educación, mi mujer Anne lleva un proyecto de lectura con una escuela local. Si los niños tienen dificultad para leer, no pueden progresar en ninguna asignatura. Lo siguiente que necesitan es aritmética, y de ahí podemos pasar a la cultura científica. Hay muchas oportunidades para los profesionales para trabajar con niños, pero pasarán muchos años antes de que los resultados puedan influir en lo que está ocurriendo.

Todavía necesitamos dedicarnos a los problemas de extender la “cultura energética”, desde cosas simples como la diferencia entre kW y kWh, a problemas más complejos como el suministro de energía y la seguridad tanto en el lugar de trabajo como para el público general.
Una vez dicho esto, es gracioso cómo mucha gente sin conocimientos sobre la energía puede hablar con certeza sobre temas como la energía eólica.

Mi conclusión es que necesitamos ser conscientes de la falta de “cultura energética”, los riesgos a largo plazo que presenta y de las acciones que podemos llevar a cabo. Para muchos, eso significará aprender mejores formas de comunicación hacia “no profesionales de la energía”.


John Pooley